Childhood Obesity- Obesidad Infantil

obesity

“La obesidad infantil es el desafío mas serio de salud pública a nivel global del siglo XXI y que afecta a todos los países del mundo…”

Mi trabajo de Máster versó en gran parte sobre qué estrategias adoptar a nivel social, cultural y dietético para favorecer la práctica de conductas más saludables que ayuden a menguar estas cifras.

Des de entonces aquí estoy sembrando ideas entre los adultos para que nuestros niños coman mejor y disfruten de un óptimo estado de salud en la edad adulta.

Por otra parte, destacar que todavía hay muchos niños que no tienen ni un trozo de pan para llevarse a la boca. Eso tampoco no me ha pasado, nunca, por alto; si bien soy consciente que mi potencial de obrar sobre la erradicación del hambre en el mundo es muy inferior al de intentar velar por la buena alimentación de los niños de mi entorno, sirvo para eso.

Por desgracia no soy estadista ni represento a una entidad competente que me permita poner solución a la hambruna del mundo. Deseo que quién tenga el poder y las herramientas, así como el sentido común, lleve a cabo las acciones para solucionar esa lacra que dice muy poco de nosotros como seres de una misma especie Homo sapiens.

Y los otros, escuchemos, reflexionemos y aportemos nuestro granito de arena.

Anna

 

Anuncios

El plato saludable

Muchas veces te preguntas como debería ser tu comida o tu cena para que resulte apetitosa y además sana.

Nos cuesta, a veces, seguir las directrices médico-sanitarias e integrarlo en nuestra vida de bombardeo publicitario constante.

Des de Harvard  Medical School nos dan unas pautas que te pueden resultar prácticas y fáciles de aplicar en tu día a día

Gráficamente podría ser esto:

healthy-eating-plate2

  • La mitad de tu plato contiene FRUTAS & VERDURAS
  • La otra mitad consta de alimentos o alimentos con un alto contenido en carbohidratos, como los CEREALES y alimentos ricos en proteína, ya sea CARNE, PESCADO y/o derivados o  LEGUMBRES
  • Aliños a base de GRASAS VEGETALES
  • AGUA para beber

Así de sencillo

Las verduras y las frutas de temporada te aportan fibra, vitaminas y sales minerales, también antioxidantes y otros componentes que te ayudan a depurar, movilizar y eliminar toxinas de tu cuerpo.

Recuerda que la PATATA y el GUISANTE no los incluimos en este grupo

El 25% de tu plato llevará ese componente rico en carbohidratos. Prioriza los cereales integrales en todas sus formas y variedades ( arroz integral, trigo integral, maíz, espelta, avena, pasta de trigo, pan, entre otros).

También encontramos en este grupo la patata y el boniato.

Evita bollería y fritos.

Evitar azúcares refinados en tus cafés, infusiones

El otro 25% es el componente proteico. Carne, pescado, huevos, leche ( de cabra ) y derivados varios. También legumbres ( guisantes, alubias, garbanzos, lentejas, azukis).

Para una mejor digestibilidad y si no eres vegetariano te recomiendo comer la carne y pescado en las comidas de mediodía y guardar el componente huevo, legumbre para más tarde.

Ten en cuenta las raciones!

En cuanto a tus bebidas, prioriza el agua y evita bebidas azucaradas.

 

Y a partir de aquí a disfrutar cocinando y comiendo.

Organízate tus menús semanales

No te castigues

Muévete, reducirás estrés y aumentaras endorfinas

Vive la vida y permítete de vez en cuando un capricho, una ilusión ( he dicho de vez en cuando, no diariamente)

Te daré algunas ideas para que puedas incorporar esos principios en tu día a día y no te resulte monótona tu alimentación

Y si tienes dudas consultame sin compromiso

info@anna-vilagines.com

Anna

 

 

 

Volver a empezar

Aunque suene de película…

Septiembre es un mes de vuelta a la rutina, de inicio de muchas actividades, de plantearnos retos que nos motiven, de revisar lo hecho y ser conscientes de lo que deseamos mejorar y aprender.

Sin duda la mejora de la alimentación es uno de estos focos que está siempre en nuestro punto de mira.

El verano suele ser época de comidas rápidas, excesos y el no preocuparnos demasiado por lo que ingerimos. Es hora de volver paulatinamente a esos ritmos y usos que nos aportan equilibrio y serenidad a nuestros cuerpos y mentes.

Para empezar, sin estragos, sin prisas:

  • Disminuiremos ingesta DE AZÚCARES REFINADOS ( azúcar blanco y cereales refinados, helados, bollería y refrescos)
  • Incrementaremos consumo de PRODUCTOS INTEGRALES
  • Priorizaremos consumo de GRASAS DE ORIGEN VEGETAL*
  • Aumentaremos consumo de FRUTAS y VERDURAS
  • Trazaremos un PLAN DE ACTIVIDAD FÍSICA
  • Encontraremos momentos para NOSOTROS, para RELAJARNOS y DESCANSAR

Es evidente que tener un ritmo de vida pausado y organizado también nos permite llevar un orden en nuestras comidas y planificar nuestros menús y nuestras compras

*GRASAS DE ORIGEN VEGETAL- Aceite de oliva virgen extra, aceite de coco, aceite de sésamo, aguacates, semillas, frutos secos

60DE08CC-0595-4481-89E9-B48D3F0A3B92